Música, radiofórmulas y medios especializados, ¿una relación en crisis?

principal-joaquin-guzman_grande_14346_640

¿Por qué solo tienen cabida ciertos artistas en los medios de comunicación? ¿Cómo influye la inserción publicitaria a la hora de programar una radio musical o de rellenar las páginas de una revista? ¿Por qué en la mayoría de las radios solo suenan las canciones de toda la vida? ¿Cuál es la influencia de las plataformas streaming? ¿Y de las radios digitales? ¿Está la figura del locutor de radio está en vías de extinción? ¿Hay espacio para los nuevos talentos en la coyuntura actual?

Profesional de las ondas hertzianas de radio desde el año 1991, Joaquín Guzmán ha estado durante una década tras los mandos del célebre programa de La Gramola, emitido en M80. Después de aquello, su trabajo como consultor le lleva a fundar la plataforma de radio en streaming RockOla FM en 2007, de la que continúa siendo director hasta 2011. Actualmente trabaja como consultor en el área de contenidos musicales  para grandes empresas y colabora en emisoras como ABC Punto Radio y  KissFM, además de impartir clases de locución radiofónica en el CES (Escuela Superior de Imagen y Sonido).

En Feedback & Music, el blog sobre marketing musical de Hispasonic, charlamos con Joaquín Guzmán, uno de los locutores de radio españoles de mayor reconocimiento y repercusión.

Con una industria musical cada vez más débil, golpeada ahora por la crisis económica y, por supuesto, por su propia crisis desde hace ya bastante tiempo, ¿hasta qué punto se ha resentido la publicidad en los medios musicales españoles?

La publicidad de discos es prácticamente nula en estos momentos. Todas las inversiones de marketing en cualquier sello discográfico son prácticamente nulas. Los medios sobreviven posiblemente gracias a la publicidad de los festivales, en muchos casos patrocinados por marcas. Gracias a esto los medios musicales están sobreviviendo, pero estos ingresos no sustituyen a los anteriores, porque la caída es enorme y hay muy poca inversión en publicidad. Luego hay publicaciones que están haciendo ejercicios de estilo a través de los contenidos: asocian la música a marcas de ropa, marcas de bebidas y de otro montón de cosas, y rellenan sus páginas de cosas que no tienen nada que ver con la música para ser atractivos para otras marcas.

SEGUIR LEYENDO
Hispasonic.com